1

El asistente de actualización se encargará de analizar nuestro ordenador para asegurar la compatibilidad de los programas con Windows 8. El asistente proveerá un informe detallado que nos hará saber si habría algún problema de compatibilidad con software ya instalado, y nos informará si hay una solución (algunas veces tan sólo es cuestión de cambiar de versiones).

2

También nos informará si hay algun problema de compatibilidad y nos preguntará qué conservar de nuestra instalación actual. La actualización podrá ser desde cualquier versión de Windows 7 a Windows 8 Pro y traer con él todas las aplicaciones, configuraciones y archivos personales. En el caso de Vista, los archivos personales y configuraciones de Windows. Y en XP, sólo los archivos personales. También nos dará la opción de hacer una instalación desde cero.

5

Una vez hecha la compra de la actualización, el Asistente de Actualización de Windows 8 comienza con la instalación. Tiene un administrador de descargas incorporado que nos permite pausar y continuar la descarga en cualquier momento así como asegurarnos de que la descarga culmine con éxito.

3 4

Una vez que la descarga termine podremos proceder con la actualización (“Instalar Ahora”) o hacerlo después desde el acceso directo en el escritorio o bien creando nuestro propio soporte externo. Así, podemos crear un USB arrancable o un archivo .ISO (que a su vez puede grabarse en un DVD). También está la opción de comprar un DVD con el sistema operativo por 15 dólares mas gastos de envío.

La descarga estará disponible para más de 100 países y en 37 idiomas. También venderán el sistema en las tiendas, desde luego a un precio mayor (aproximadamente, 70 dólares).

Esta oferta estará disponible desde el lanzamiento de Windows 8 hasta el 31 de enero de 2013. Y ustedes, ¿Lo comprarían?