Articles Comments

ordenadores.com » Portátiles » Instalar MAC OS X Leopard en un PC o portátil

Instalar MAC OS X Leopard en un PC o portátil

En esta entrega, les contaré cómo instalar el Mac OS X Leopard en un PC. Pero antes que todo, ¿qué diferencia un ordenador Mac de un PC? (Aparte de la marca y el precio, claro está).

Los ordenadores Mac, a diferencia de un PC, no usan el venerable y omnipresente BIOS comúnmente hallado en los PC, sino utilizan una versión evolucionada del mismo llamada EFI. Esto significaría que no podríamos arrancar un DVD de Mac OS X en un PC convencional. Afortunadamente existen un par de soluciones a este primer obstáculo:
Conseguirnos una imagen ISO del OS X  “parcheado”. Estas versiones tienen pros y contras:
  • PROs: Arrancan en un PC, el DVD viene preparado con una serie de parches, controladores y correcciones que permiten realizar la instalación en un PC sin mayor problema. Incluso permiten hacer cosas como hacer funcionar Leopard o Snow Leopard en ordenadores con procesadores AMD. Más aún, hasta he podido instalarlo en Pentium 4s.
  • CONTRAs: Ilegal (obviamente). El parcheado no siempre es perfecto, por lo que no siempre es fiable. La actualización de los parches desde Apple es una pesadilla, pues un parche mal colocado puede dejar fácilmente nuestro sistema inutilizable. En algunos casos, simplemente no se puede actualizar, pues aparecen una serie de extraños errores que requieren horas de lectura y mucha paciencia. Y me olvidaba: Muchas aplicaciones sólo funcionan con “la última actualización de OS X”, por lo que actualizar es inevitable.
Utilizar un CD “Emulador de EFI” en combinación con el DVD original (o una copia del mismo). También con pros y contras:
  • PROs: Permite hacer una instalación casi nativa, por ende libre de problemas de estabilidad, y nos permite actualizar el sistema operativo con total normalidad.
  • CONTRAs: Necesitas un procesador Intel y al menos Core2Duo. Tienes que instalar la mayoría de drivers de hardware “no diseñado para Apple” de forma manual, lo que también requiere algo de paciencia. Si te bajaste el ISO del OS X (versión retail), vas a necesitar un DVD de doble capa virgen.

En ambos casos, Apple tiene una limitada variedad de dispositivos de hardware compatibles, y es muy posible que algunas funciones o dispositivos de nuestro ordenador o portátil no funcionen y no haya poder en la Tierra que los haga funcionar.

Instalar utilizando un ISO parchado.

Busca en http://thepiratebay.se la imagen ISO del OS X que elijas (Tiger, Leopard o Snow Leopard*). De hecho, hay varias “versiones” del DVD. Lee los comentarios del torrent, generalmente ahí dicen si funciona o no, y te ahorrarás la frustración de realizar una descarga en vano. Graba la imagen descargada en un DVD.

Si vas a compartir tu ordenador de escritorio o portátil con alguna versión de Windows, entonces debes particionar el disco duro, dejando libre espacio sin particionar. Para Vista o Siete, puedes utilizar el particionador de Windows (en el administrador de discos). Con XP o Windows 2000, se puede usar ‘partition magic’ o cualquier herramienta que permita realizar particiones “en caliente”.
Pantalla de Instalación de Leopard
Pantalla de Instalación del OS X Leopard.
Luego, insertar el DVD del Mac OS X  y arrancar el equipo. Proceder con la instalacion. El proceso es bastante sencillo, solo hay que indicarle la particion donde va a instalarse el sistema. No permite usar la particion Windows, asi que no hay forma de malograrla. Te pide tu nombre y demás datos para el registro (podemos ignorar esa parte poniendole que nos vamos a registrar luego) y si el portátil o PC tiene webcam, hasta nos va a tomar una foto, para que la tengamos en nuestro perfil de usuario. Uno piensa “Ya esta!”, pero no. Solo es el comienzo.
Uno puede emocionarse fugazmente por lo fácil que fue instalar Mac OS X. ¡Pero aún falta!
Como seguramente la particion adicional se hizo a partir del cilindro 1024, reiniciar el ordenador con el DVD del Mac OS X insertado (como si fuéramos a instalar), pero en vez de hacerlo, nos vamos a la barra del menú y dentro de la opción Utilities, hay que abrir una ventana del terminal (como en Linux) y ejecutar fdisk para volver a marcar la particion Windows como activa.
Escribir esto en la pantalla del Terminal:
# fdisk -e /dev/rdisk0
A continuación presionar “p”. Luego, identificamos la particion de Windows (normalmente está marcada como HPFS o QNX). Para marcarla como activa usamos el comando “flag” , de la siguiente forma (asumimos que la particion numero 2 es la que tiene el windows):
flag 2
Después, presionar “q” y nos indicará que debemos reiniciar para que los cambios se hagan efectivos. Hacemos justamente eso y reiniciamos el equipo. No olvidar retirar el DVD del Mac OS X.
Una vez que arranque el Windows, hay que indicarle que tenemos una partición extra que queremos arrancar. Para eso echamos mano de un bootmanager. Puedes usar “Grub” , u otro programa como  Boot-Us y le indiquemos la partición donde estaba el OS X.
Reiniciar el equipo, y seleccionar que queremos arrancar Mac OS X. Pasado el boot manager de Windows, aparece el de Mac (Usualmente Darwin o Chamaleon). Otra vez tenemos que elegir que queremos arrancar Mac OS X.
Finalmente, el sistema debe arrancar con normalidad. Pero, como mencioné antes, es posible que no funcionen todas las opciones, y hay que averiguar si hay controladores (drivers)para ellos. Un buen recurso para ello es la Wiki del OSX86Project, donde podemos encontrar listas de hardware compatible.

Leopard Funcionando.
Si todo marcha bien, ya tendremos nuestro sistema instalado y ahora deberemos dedicarnos a afinar otros detalles, como habilitar el Quartz GL y el Quartz Extreme, configurar Time Machine, el sonido, y sobre todo, disfrutar de nuestra instalación.

Written by

Filed under: Portátiles · Tags: , ,

Comments are closed.