Articles Comments

ordenadores.com » Sobremesas » Los discos de estado sólido: La mejor actualización para tu ordenador

Los discos de estado sólido: La mejor actualización para tu ordenador

Hace ya algún tiempo, para mejorar la performance de nuestro ordenador, los dos puntos clásicos a atacar eran la tarjeta de vídeo y la memoria RAM. Con el tiempo esto funcionaba muy bien, pero al cabo de un tiempo, esto era insuficiente, ya sea por la antigüedad de los procesadores o porque ya llegamos al tope de RAM que nuestra placa madre puede soportar.

Pero no todo está perdido para nuestro ya veterano ordenador, pues hay una manera muy efectiva de darle nuevos bríos, y este viene en forma de los discos de estado sólido, conocidos como SSDs (por sus siglas en inglés).

Disco SSD SATA

Unidad SSD Serial ATA

En sí, el SSD guarda muchas similitudes con las unidades USB y tarjetas de memoria. Utiliza circuitos integrados de memoria no volátil (NVRAM) sumamente veloces, con tiempos de respuesta tan bajos como menos de 1 milisegundo. Esto si lo comparamos con un veloz disco duro tradicional que tiene una media de 7 milisegundos de latencia, hace a la unidad SSD 7 veces más veloz. ¡SIETE!

Sin embargo, las similitudes acaban allí, porque una unidad SSD, para llegar a tener la velocidad que tienen, se vale de una compleja circuitería que se encarga de hacer la interfaz entre los puertos PATA (IDE) o SATA y los circuitos de la unidad. La buena noticia es que los están fabricando en interfaces IDE estándar, y de esa forma podemos inyectar nueva vida a un ordenador portátil que se quedó sin disco duro por ser de una tecnología ‘obsoleta’.

Performance

Realmente, la diferencia es notoriamente abismal. Hace muy poco tiempo tuve la oportunidad de probar una de estas unidades y he quedado gratamente sorprendido. La velocidad de transferencia es inmensamente superior, ya que no hay partes móviles y el acceso a disco es igual, no importando si está “fragmentado” o no. A todo esto hay que sumarle que el consumo de energía es bastante inferior al de un disco duro tradicional, lo que se traduce en excelentes noticias para los usuarios de equipos portátiles.

A tener en cuenta

Al igual que un disco duro tradicional, las unidades SSD no son eternas. Esto no es novedad para los usuarios de las unidades USB, y aunque es muy raro que una unidad USB deje de grabar por exceso de operaciones de entrada y salida, no es tan así en el caso de las unidades SSD, pues allí las operaciones de lectura y escritura son mucho más numerosas. Esto lograría que con el tiempo, la performance de la unidad SSD se degrade un poco (con las sucesivas operaciones de escritura, se necesita cada vez más voltaje y tiempo para sobreescribir un bloque en la unidad), Afortunadamente, los fabricantes han tenido en consideración, y para contrarrestar este problema, proveen a las unidades con más GBs que los indicados en la caja. Así, un disco de 120GB en realidad puede tener 8GB adicionales de espacio de reserva, de tal modo que si algunos bloques llegaran a ser inaceptablemente lentos, podrían ser éstos marcados como inutilizables y la unidad reemplazaría los sectores defectuosos por otros nuevos, más frescos.

Cabe mencionar que la degradación sólo aplica para operaciones de escritura, no así para las operaciones de lectura, que no afectan ni el rendimiento ni la durabilidad.

¿Pero, vale la pena comprarlos o no?

Definitivamente sí, El tiempo de vida media de estas unidades sería casi equivalente a un disco duro tradicional (más o menos, 5 años), y además con la velocidad en que aumentan las necesidades de cada vez más espacio en disco, igual ya lo habríamos renovado de todas formas. Las ventajas son muchas, menor consumo de energía, no son suceptibles a golpes y el tener una enorme diferencia en velocidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Written by

Filed under: Sobremesas

Comments are closed.